Pan Libanés

Se trata de un pan plano con forma redonda muy fino y suave que se cuece en un horno a alta temperatura. El resultado es un pan muy delicado, tierno y ligero que admite una gran variedad de formas de consumirlo: kebabs, pizzas, snacks… Este gran desconocido puede convertirse en un delicioso plato con toques de cualquier gastronomía, ¡se adapta a todos los gustos! Prueba a tomarlo con hummus o cualquier otra salsa: es un aperitivo saludable perfecto para comenzar una cena o picar entre horas.

Es un pan tierno y puede trocearse fácilmente, puede tostarse para obtener una corteza más crujiente.

No contiene ni conservantes ni colorantes.